miércoles, 30 de marzo de 2016

El Quijote en Mazapán, un reto de Guinness

El mazapán, El Quijote y Castilla-La Mancha son un trío perfecto. Juntos van a acometer el reto de entrar en el Libro Guinness de los Récords, que ha registrado la solicitud pertinente del Gobierno de Castilla-La Mancha. El desafío consiste en elaborar la figura humana más grande del Quijote en mazapán, con la colaboración del Obrador Santo Tomé y la Asociación de Fabricantes de Turrones y Mazapanes de la provincia de Toledo.
"Es una buena manera de conectar uno de nuestros productos más tradicionales y reconocidos, enseña de nuestra gastronomía, con nuestra cultura", apunta la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.
La figura de mazapán proyectada pesará uno 700 kilos y se estima que en su elaboración requerirá 350 kilos de almendra, 300 kilos de azúcar y 50 kilos de miel mil flores de Castilla. Será necesario trabajar una media de 3 a 5 horas diarias durante tres meses para completar la figura.
El día escogido para "batir el récord" es el 23 de abril, jornada en la que se festeja el Día Internacional del Día y se cree también que fue enterrado Cervantes. Ese día, el público podrá degustar 300 kilos de mazapán, que se repartirán en 20.000 raciones de figuritas entre todos los asistentes. Ellos tendrán el placer de degustar este exquisito dulce.

El "Mazapán de Toledo", enseña de la dulcería provincial, se describe como la masa fina y compacta resultante de la mezcla o amasado de almendras crudas, peladas y molidas (con un contenido mínimo de materia grasa del 50%), con azúcar o azúcares (remolacha, caña, miel...). Las diferentes presentaciones del mazapán se logran a través de un proceso de batido o moldeado, manual o mecánico, de la masa del mazapán, seguido del horneado o cocción que le conceden su característico aspecto.